5 Cosas que tu Niñ@ Interioir quiere que sepas | Tu Lugar Alternativo


Cinco verdades que necesitas saber de tu Niño Interior


Es muy importante sanar el vínculo con nuestro niñ@ interior. Aquí te mostramos lo más importante que necesitas saber:

1- ¡Soy real! Realmente existo y quiero tener una relación contigo.

Durante muchos años hemos escuchado hablar del Niño Interno y algunos de nosotros hemos pasado tiempo trabajando con problemas para poder sanar las heridas de nuestro pasado. Una vez que hemos completado esto nos alejamos sintiéndonos un poco mejor, sin embargo, somos incapaces de sentir ese profundo sentido del auto-amor, esa emoción que está allí cada día como pensaríamos que debería estar.

Tristemente, nos damos cuenta que debemos recibir más sanación, que debemos hacer más trabajo y por ello continuamos nuestra búsqueda. 

Cinco minutos al día van a llenar las necesidades de conexión de tu Niño Interno. Al Niño Interno no le importa si tú estás enfocado en otras cosas o en otras personas siempre y cuando esté ella/él emocionalmente satisfecha(o).

2- Yo soy tu cuerpo físico.

En otras palabras, nuestro Niño Interno nos habla a través del lenguaje de las sensaciones físicas y emocionales. Tener esta herramienta permite comprender finalmente lo que mi Niño Interno estaba tratando de transmitir. Ahora bien, ¿cómo se relaciona esto con que la abundancia esté bloqueada? Si tú estás simultáneamente bloqueado(a) en lo económico y, además estás experimentando enfermedades o dolores físicos, mira esta enfermedad o esta situación de dolor y observa que te quiere transmitir ti niño/a.

3- Soy tu socio(a) así que por favor discute todos los cambios conmigo antes de hacerlos y haz que me sienta seguro(a).

En virtud de que tu Niño Interno se ve a él o a ella como tu cuerpo físico y, por lo tanto, como un socio en esta encarnación, él o ella merecen ser consultados antes de que se realicen grandes cambios. 

Una de las cosas que se nos olvidan al estarnos moviendo hacia el sendero de la vida, ya sea espiritual o no, es que aunque estemos listos para hacer un cambio en nuestra vida, nuestro Niño Interno posiblemente no lo esté. Si él o ella no están listos es porque no hemos discutido con él o ella ni hemos hecho algo similar a “hacer acuerdos” para cuidar el dolor físico o emocional que puede surgir como resultado de este cambio.

Por ejemplo: si decidimos liberar un viejo enojo y hacemos una Limpieza de Hígado para soltar las piedras que están alojadas en nuestro hígado/vesícula, sin hablar de ello con nuestro Niño Interno, y sin hacer acuerdos acerca de cómo vamos a manejar ese enojo una vez que surja a la superficie, él o ella van a bloquear la liberación de esas piedras.  Una vez que damos un paso atrás y hacemos los acuerdos necesarios, la siguiente limpieza del Hígado es sumamente exitosa.

Así que lo que estoy diciendo en relación a la abundancia y al Niño Interno es asegurarnos de que vamos a hacer acuerdos con él/ella acerca de cómo vamos a cuidarlo(a) y a nosotros mismos mientras (y después) que el cambio que se requiere se esté haciendo.

4- Es mi responsabilidad protegerte y mantenerte feliz.

El Niño Interno cree que su propósito de existencia es mantenerte a ti seguro(a) y feliz. Seguro(a) significa estar libre de cualquier dolor físico o emocional y feliz en todo momento. Todos tenemos un límite de dolor físico/emocional que estamos dispuestos a sentir concientemente.

Inconscientemente le enseñamos ese límite a nuestro Niño Interno. Como resultado, él o ella saben que cualquier cosa que vaya más allá de ese límite, debe hacerse a un lado para que no lo sintamos. Cuando las cosas van bien, eso es muy fácil de hacer, pero cuando el miedo entra en la escena las cosas toman un camino diferente. Cuando estás amenazado(a) de cualquier forma, ya sea física, emocional o mentalmente, el Niño Interno entra en la Modalidad de Superman para poder protegerte.

A veces esto significa que él o ella va a utilizar el miedo como herramienta para mantenerte protegido. En esos momentos él o ella dan un giro hacia su lado oscuro y utilizan las habilidades que se les han atribuido a los chakras inferiores (o masculinos) de protección. Este ‘lado oscuro’ está aparejado al ego. 

La protección, en el lenguaje del Niño Interno, puede tomar muchas formas. Puede ser una sensación visceral de “cuidado” o “algo no anda bien” con el objeto de cegarte acerca de una oportunidad o, en el otro extremo, desarrollar una enfermedad fatal física, emocional o mental. En el interim se encuentran las adicciones: la depresión (la gran vía emocional de medicación), drogas, alcohol, trabajo, comida, etcétera. Herramientas que el ego/Niño Interno utiliza para mantenerte preocupado de manera que no vas a hacer aquello que va a causar, en la mente de él o ella, tu fallecimiento.

5- Lo que piensas acerca de ti, es lo mismo que piensas de mi.

Nuestro Niño Interno escucha todos los pensamientos, siente todas las emociones y cualquier palabra que hablamos acerca de nosotros mismos. Él o ella, siendo un niño narcisista por naturaleza, como cualquier otro niño, cree, por lo tanto, que cualquier pensamiento, sentimiento o palabra hablada tiene que ver con él o con ella.

Es por esto que la llave para cambiar nuestra auto-imagen reside en el lugar donde está el Niño Interno. Hablar con este Niño Interno, a la vez que utilizamos una auto conversación positiva apoyada por acuerdos, y un seguimiento, va a cambiar el auto odio, la baja auto estima y el desmerecimiento del auto amor. Si tu Niño Interno siente que una oportunidad para la abundancia económica va a causarle de alguna manera el que se le culpe, la va a bloquear.

Por ejemplo: si tu misión es convertirte en un maestro(a), pero eres un ‘facilitador’ (le llamamos a esto ser un “cuidador”, alguien que rescata a los otros) tu Niño Interno va a bloquear cualquier esfuerzo que hagas para establecer talleres, seminarios u obtener un empleo para trabajarle a otra persona. ¿Por qué? Porque él/ella sabe que tú obtienes tu amor y toda la aceptación hacia ti de manera desproporcionada al dar demasiada energía a los demás -en un intento por realizar tus necesidades- y no dejas la reserva necesaria para ti mismo(a) ni tampoco te das a ti mismo(a) {el Niño Interno} el amor y la aceptación.

De la misma manera, como tienes miedo de ser rechazado si no tienes todas las respuestas o miedo de fallar para llenar las necesidades de alguien más, el Niño Interno sabe que el miedo va a dar como resultado el que tú te sientas culpable. Cuando te sientes culpable, el Niño Interno experimenta esa culpa como si se la estuvieras echando en cara; experimenta ese reproche como un rechazo y un abandono.

Nuestro Niño Interno, aunque parece complejo, realmente es muy simple, solamente quiere ser amado y sentirse seguro dentro de ese amor; y el amor en el que tiene más interés es el amor que le vas a dar como su padre/madre. Para este fin, el Niño Interno va a mover cielo y tierra para obtenerlo y para conservarlo.

Para terminar, si quieres experimentar una gran abundancia, haz que tu corazón esté conectado con la Tierra. Ama el estar ahí porque cuando amas a la Tierra, amas a tu Niño Interno que cree que está hecho de la tierra y que existe justamente en esa dimensión.No solamente vas a empezar a experimentar abundancia económica, también vas a crear una Red de bonificaciones agregadas del mayor amor que hayas conocido antes.

 

¡Si te gustó el artículo Compártelo! 💗

Terapias y Cursos de Formación Holística
en modalidad Presencial y Online

Escribe aqui tus comentarios

comentarios

Los comentarios están cerrados.